La Redundante Normalidad del Principio del Final o Bien lo que se Puede Interpretar de Manera Inversa.

La vida era normal en la tierra, las personas hacían cosas normales con objetivos normales en sus monótonas vidas sin preocupación, se levantaban a una hora normal, hacían su “matutirutina” normal para ir a sus trabajos o escuelas normales aparentemente fuera de cualquier anormalidad posible, podría decirse que todos eran felices (Sin intención de generalizar) pues siempre había un palurdillo de más que no encontraba la senda de la normal felicidad en esta tierra normal, y no es que no encajara, porque claramente no era especial, se afligía de manera normal, pues no había manera anormal de afligirse, no en este plano.

Un día la gente normal que no se esperaba ninguna anomalía se hizo una pregunta, ¿Y si todo eso no era normal? Al principio solo fue una persona, esta persona se lo contó a otra persona, que a la vez fue con otra que estaba con otra, la cual conocía a algún reporterete de la televisión pública al que le pareció interesante tal interrogante, que planteó para su sección en la emisión de noticias nocturnas, que pocas personas vieron, pero que se interesaron preguntándose: “¿Es esto normal?” y que se hicieron la pregunta en voz alta, que oyeron algunos vecinos y hasta algunos gatos y pájaros que rondaban, y los vecinos se lo dijeron a sus vecinos, y los gatos a las ratas, y los pájaros volaron lejos, lejos del origen de la anormal pregunta, y llegaron a oídos lejanos, oídos de grandes pensadores, que pensaban de una gran normal manera, que escribieron libros al respecto, que leyeron los grandes lectores, que hacían borradores en papeles sobre el tema, que arrugaban y tiraban a la taza del toilette por saber que solo eran intentos fallidos de imitar al maestro, los arrugados papeles llegaban a las cañerías, en las cañerías estaban las ratas, que les decían a los cocodrilos, que no entendían porque eran torpes a la primera pero que encontraron el papel y al leerlo lo entendieron por fin, entonces llegaron al mar, y le contaron a las ballenas, que cantaron sobre el tema, eso lo oyeron los biólogos, los cuales catalogaron la gran pregunta como el nuevo llamado de la naturaleza, entonces sucesivamente la pregunta se esparció por todo el mundo, el universo, la galaxia, y se hicieron más preguntas, pero había pocas respuestas, las pocas respuestas llevaron a más interrogantes, muchos desesperados se suicidaron por no poderlas resolver, muchos otros mataban por lo mismo, entonces hubo caos.

Y los perros andaban en dos patas, y los peces respiraban fuera del agua, y todo lo que era normal dejó de serlo, se creó una fisura en la tela de la realidad, y todos vieron cosas inimaginables, y el sol era negro, y la luna era de queso, había una revolución de juguetes y las notas musicales dominaban Malasia, lo que pasaba no pasaba, y todos se quebraban, de uno en uno todo ser se volvía energía, y alimentaba la catástrofe, y el éter se perdió, y con las matemáticas se endulzaban los postres, y con la gramática se hacían estofados, las letras “D” se volvieron las cuchillas de los patines para patinar sobre hielo, las “O” (Como era obvio, porque asta en lo que raya la anormalidad existía lo obvio) se volvieron las ruedas de los autos, las guerras se peleaban con abrazos y los debates se ganaban con argumentos de baile, entonces todo se volvió anormal, y al ser todo anormal, todos se acostumbraron a la anormalidad, y entonces todo volvió a ser normal.

La vida era normal en la tierra, las personas hacían cosas normales con objetivos normales en sus monótonas vidas sin preocupación…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s