El verdadero padre del cine

 Estate atento, estimado lector, porque si buscás sobre este tema en otros sitios de Internet, encontrarás datos fragmentados o exclusivamente en inglés, mas no con la particularidad recopilativa y la lengua castellana con las que aquí se trata.

 Cuando nos hablan de la Historia del Cine, ya sea en la escuela, en la universidad, en los libros o en algún artículo aleatorio de Internet, siempre destacan dos apellidos: Edison y Lumière. Sin embargo, hay un gran hombre olvidado, a quien rescataremos hoy, en honor a su noble labor de haber filmado las primeras imágenes en movimiento de la Historia; me refiero a Louis Le Prince.

 Louis Aimé Augustin Le Prince nació el 28 de agosto de 1841 en un la calle Saint George, dentro de un pueblito llamado Metz, en Francia. Pasó su infancia en el estudio fotográfico de Louis Daguerre, amigo de su padre e inventor del daguerrotipo fotográfico. Allí, aprendió las bases de la fotografía y la química. También estudió pintura en París, e hizo un posgrado de Química en la Universidad de Leipzig, Alemania.

 A sus 24 años, se mudó a Leeds, en West Yorkshire (Reino Unido), invitado por John Whitley, un amigo de la universidad, con cuya hermana (Elizabeth) se casaría a los 27. Poco más de una década después, en 1881, Le Prince se instala con su familia en Estados Unidos, enviado por la familia Whitley, para trabajar como gerente de artistas franceses que pintaban panoramas de guerra. Allí mismo, continuó unos experimentos que había empezado tiempo atrás, acerca de imágenes en movimiento.

 En 1886, todavía en EEUU, Le Prince diseñó una cámara a la cual llamó ‘receptor’, que tenía dieciséis lentes y sería patentada allí mismo, aunque luego de dos años. Su nombre técnico era LPCC Type-16. Ya en mayo del año siguiente regresa con su familia a París, donde grabaría con esa cámara las únicas imágenes que se conservan de ella.

16lenscamera1

“Método de, y aparato para, la producción de imágenes animadas”

 Es el 18 de agosto de 1887 cuando Le Prince filma en París, o más específicamente, en una esquina entre Rue Bochard de Saron (donde el vivía) y la avenida Trudaine, a un hombre caminando en dieciséis cuadros. Se dice que hizo esto con su cámara de 16 lentes, pues la imagen se mueve claramente de arriba hacia abajo; si nos fijamos en el modelo de su LPCC Type-16, veremos que esto es posible.

Man_Walking_Around_A_Corner_Le_Prince_1888

“Hombre caminando alrededor de una esquina”

 Después, creó una cámara de un solo lente llamada LPCC Type-1 MkI, pero fue rechazada en Estados Unidos debido a una interferencia de patentes. Entonces, decidió crear una segunda versión (también llamada ‘receptor’), que fue patentada en Reino Unido y cuyo código era LPCC Type-1 MkII.

singlelenscamera1

“Método de y aparato para la proyección de imágenes animadas en vista de la adaptación a escenas operativas”

 Es con este modelo que filmaría sus primeros cuadros en movimiento, que serían exhibidos en la fábrica Whitley (en Hunslet), Leeds y Oakwood Grange, pero no fueron distribuidas al público general.

 No sería sino hasta el 14 de octubre de 1888, en un jardín de Oakwood Grange dentro de Roundhay (Leeds, Yorkshire del Oeste), cuando estaba de visita donde sus suegros, que llegaría a filmar en veinte cuadros lo que podemos considerar como el verdadero primer filme de la Historia. Si bien intentos anteriores (por Eadweard Muybridge) han logrado algo similar, lo han hecho con varios lentes de cámara, mientras que para este fue necesario solamente uno.

 En esta pequeña grabación aparecen, de izquierda a derecha, Adolphe Le Prince (hijo de Louis), la señorita Annie Hartley (amiga de él y de su esposa Elizabeth), su suegra Sarah Whitley y su suegro Joseph Whitley. Sarah moriría 10 días después de esta filmación.

1888-gif

“Escena del jardín de Roundhay”

louis-aime-augustin-le-prince

Adolphe, Sarah y Joseph. tienen el honor de haber actuado en la primera película de la Historia.

 Ese mismo mes y año (probablemente después de la escena del jardín de Roundhay), filmó en 20 cuadros a algunos coches que atravesaban el puente de Leeds. Estas imágenes fueron las primeras que decidió exhibir a un público pequeño fuera de sus familiares, allí mismo en Leeds.

qBbE2f

“Tráfico cruzando el puente de Leeds”

Leeds_Bridge-geograph.org.uk-3481048

El puente de Leeds en la actualidad.

 Ese mismo año (ahora ya no solo se ignora la fecha sino también el mes), filmó, también en veinte cuadros, a su hijo tocando un acordeón diatónico al pie de la casa de su suegro.

Xri82h

“El acordeonista”

 Al año siguiente, Le Prince adquirió la doble ciudadanía francesa-estadounidense para facilitar su estadía con su familia en la ciudad de Nueva York, con el objetivo de continuar su investigación. Sin embargo, nunca pudo hacer su exhibición pública en Morris—Jumel Mansion (Manhattan), en septiembre de 1890, debido  a su repentina desaparición.

 Todas estas grabaciones fueron recuperadas gracias a que Marie, hija de Louis, entregó el aparato de un solo lente al Museo Nacional de Ciencia de Londres en 1931. En mayo de ese año, trabajadores de dicha institución copiaron las imágenes en placas fotográficas. Décadas después, en 1999, fueron restauradas, remasterizadas y digitalizadas para ser subidas en el sitio web de lo que es actualmente el Museo Nacional de Medios (Londres).

79668315

Marie con la cámara de su padre en 1931.

Le-prince-type-1-cine-camera-projector-mk2-1888-interior

Vista del interior del aparato.

Leprince-spools-film1-lenscamera

Carretes de cinta de 60 mm con los que se grabó Escena en el jardín de Roundhay.

La misteriosa desaparición

 En septiembre de 1890, Louis Le Prince planeaba viajar a Reino Unido y patentar otro invento, el LPP Type-3 (denominado por él ‘libertador’), para después ir a Nueva York y divulgar sus descubrimientos. Antes de ello, decidió visitar a sus familiares en Bourges (Francia), y luego fue a ver a su hermano el martes 13 en Dijon. Tres días después, el viernes 16, tomó un tren a París, no sin antes prometer que regresaría el lunes. Al llegar el tren, sus amigos que lo estaban esperando no lo encontraron.

 La policía francesa, Scotland Yard y su familia hicieron todo lo posible por buscar su cuerpo, pero no hallaron nada. Finalmente, en 1897 se lo declaró muerto.

 En 2004, un programa televisivo de Yorkshire, Inside Out, reclamó haber resuelto el misterio. Empleó a un detective retirado para examinar los registros policiales de París (descubiertos un año antes), y encontró una fotografía de un hombre ahogado, cuyo cuerpo fue tomado del río Sena poco después de que Le Prince desapareciera. Algunos dicen que es él, otros creen que no.

maybeleprince

Foto del hombre ahogado.

 En sí, algunas teorías dicen que se suicidó porque estaba casi en bancarrota, otros aseguran que Edison mandó a asesinarlo para no tener competencia, y otros aseveran que su familia lo mandó a matar por ser gay. Sin embargo, Laurie Snyder, tataranieta de nuestro cineasta olvidado, expresa en palabras propias lo que para ella es lo más lógico en cuanto a lo que sucedió con él:

«Mi familia tenía varias teorías. Algunos creen que Edison tenía algo que ver con ello, otros creen que él se las ingenió para desaparecer por cuenta propia.

 Mi teoría personal es algo mundana: ya que Louis tomó un tren atrasado, los Wilsons, quienes iban a encontrarse con él en París, se adelantaron y fueron a Inglaterra, porque Louis no desembarcó cuando ellos esperaban que lo hiciera.

 De acuerdo a los recuerdos de Lizzie, el tren que tomó Louis había llegado a París alrededor de las 23:00, y ya que era tan tarde, probablemente él llamó a un cabriolé (carro de la época) para que lo lleve a su taller.

 Creo que el conductor, aprovechándose de la hora y la oscuridad, lo llevó a un lugar remoto cerca del río Sena, lo golpeó en la cabeza y lo lanzó a las aguas. Había dos artículos de esta época que sugieren que había ladrones al acecho de viajeros solitarios, y Le Prince estaba en el lugar equivocado, a la hora equivocada.

 Yo simplemente no puedo creer que un hombre como él, que amaba tanto a su familia (como evidencian sus cartas), haya cometido suicidio o desaparecido por voluntad propia.

 La idea de que su hermano lo asesinó es ridícula; él venía de una familia muy unida y amorosa. Edison, a pesar de ser ciertamente despiadado, probablemente tenía mejores cosas que hacer que ordenar una golpiza contra un competidor.

 Finalmente, la teoría de que su familia ordenó su desaparición debido a su homosexualidad es descabellada, ya que la familia invirtió mucho tiempo y dinero tratando de encontrarlo.»

Reconocimientos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

“Louis Aimé August Le Prince vino a Leeds en 1866, donde experimentó sobre cinematografía. En 1888 patentó una cámara de un solo lente, con la cual filmó el puente de Leeds desde este edificio de British Waterways. Estas fueron probablemente las primeras imágenes en movimiento exitosas del mundo.”

 A pesar de que Edison y los Lumière tuvieron éxito comercial con sus inventos (el kinetoscopio y el cinematógrafo, respectivamente), nadie puede negar que Le Prince había logrado lo mismo que ellos años antes. Si bien se obvian las menciones a él en muchos casos, es bueno saber que aún hay gente dispuesta a reconocer sus grandes logros:

  • El 12 de diciembre de 1930, el alcalde de Leeds inauguró una lápida de bronce en Woodhouse Lane, el taller de Le Prince.
  • El mismo lugar es ahora parte del complejo Leeds Beckett University Broadcasting Place, donde una placa azul conmemora su trabajo.
  • Sus imágenes en movimiento se muestran en el cine del Museo Industrial Armley Mills, en la misma ciudad.
  • Un grupo de franceses creó la Asociación de Amigos de Le Prince, que todavía existe en Lyon.
  • En 1989, Cristopher Rawlence produjo el programa televisivo The Missing Reel (El Rollo Perdido), una dramatización de la vida de Le Prince. Un año después, escribió The Missing Reel, The Untold Story of the Lost inventor of Moving Pictures (El Rollo Perdido, la Historia no contada del Desaparecido inventor de las Imágenes en Movimiento).
  • En 1992, el cineasta japonés Mamoru Oshii (Ghost in the Shell) dirigió Talking Head, un filme de vanguardia que rindió tributo al trágico final de figuras reconocidas en la historia de la cinematografía, tales como George Eastman, Georges Méliès y Louis Le Prince; este último es reconocido como “el verdadero inventor del eiga“, palabra japonesa para ‘película de imágenes en movimiento’.
  • En 2013, se empezó a producir The First Film (La Primera Película), un documental sobre la vida y los inventos de Le Prince, con nuevo material investigativo y documentación de sus patentes. El realizador es David Wilkinson, de Guerrilla Films/Leeds, y las escenas se rodaron en Inglaterra, Francia y Estados Unidos.

 Respecto a esto último, el 30 de junio del año pasado, en el Festival Internacional de Cine de Edimburgo, dicho documental tuvo su premiere. Wilkinson, oriundo de Leeds y orgulloso de lo que representa ese lugar para el cine, había declarado dos años antes: «Quiero probar que Louis Le Prince fue el primer director, el primer camarógrafo, el primer productor y el primer guionista de cine del mundo»

_83777999_first_film_010

Wilkinson con una réplica de la cámara de Le Prince.

Linkografía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s