La farsa del Holocausto judío (para principiantes) — parte I

 En los últimos años, ha surgido una corriente de pensamiento que desafía el orden establecido, tomando un compromiso con la verdad y el sentido común para cuestionar aquello que nos imponen como verdad absoluta. El revisionismo histórico está gozando de gran divulgación en Internet: su popularidad está causando una polémica tal, que trasciende las fronteras de lo virtual y cala de vuelta en la vida real, donde se originó.

 Estudiar la Historia, revisarla, reinterpretarla, es algo necesario en este mundo donde la indagación tiende más a la objetividad y ya no al unipolarismo. Particularmente, uno de los grandes logros del revisionismo es el haber desmontado la farsa de aquello que nos venden como genocidio, como una consecuencia del odio y del racismo, que no ha sido más que una serie de acontecimientos difamados por la propaganda: el Holocausto judío.

 La también llamada Shoah, entendida como el asesinato de 6 millones de judíos en cámaras de gas, dentro de campos de concentración, por soldados alemanes durante la Segunda Guerra Mundial es una de las tergiversaciones más astutas, pero a la vez cobardes, que el mundo haya visto jamás. Es utilizada como excusa para cometer genocidio contra los palestinos, en una lucha por un territorio robado injustamente, conocido como Israel.

 Numerosos investigadores, historiadores y periodistas se han esforzado durante décadas por desmontar este mito que nos venden como la tragedia más grande de la humanidad: David Irving, Mark Weber, Ernst Zündel, Ursula Haverbeck, Fredrick Töben, David Duke, Pedro Varela, Salvador Borrego, Joaquín Bochaca, William L. Pierce, Robert Faurisson, etc.

 Este tema da para un largo ensayo; por tanto, iremos por partes. Vamos a desmontar lo esencial punto por punto: el número de 6 millones, la cuestión judía, las cámaras de gas, el pensamiento ‘nazi’ alemán y los campos de concentración. El día de hoy, nos centraremos en los números.

 La cifra de 6,000,000 es, evidentemente, exagerada. Basta ver como ejemplo esta placa conmemorativa, donde mágicamente redujeron el número de muertos:

ausplaq1948

“Cuatro millones de personas sufrieron y murieron aquí, en las manos de los asesinos nazis entre los años 1940 y 1945”

 Incluso antes de que empezaran no solo la Segunda, sino también la Primera Guerra Mundial, varias publicaciones denunciaban que 6 millones de judíos ‘sufrían’, y recordemos que en ese entonces todavía no existían los ‘nazis’. He aquí algunas:

“Mientras hay en Rusia y Rumania seis millones de judíos que están siendo sistemáticamente degradados…”

– Encyclopaedia Britannica, 10ma. Edición, Vol. 25, 1902, pág. 482

“… la liberación final y definitiva de los seis millones de judíos rusos, rumanos y gallegos… transportando cinco o seis millones de personas sobre el mar”

– The Jewish Criterion (Pittsburgh), 7 de octubre de 1904, pág. 1

“Él declaró que una Rusia libre y feliz, con 6,000,000 de judíos, posiblemente significaría el fin del sionismo, ya que la abolición de la autocracia prácticamente eliminaría las causas que trajeron el sionismo a la existencia”

– New York Times, 29 de enero de 1905

 De hecho, son 256 referencias, y las podés encontrar aquí (en inglés).

 Por otra parte, debemos tomar en cuenta la población hebrea que habitaba en Europa, antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial. El Almanaque Judío Mundial registra que en Alemania, en 1933, habían 510,000 judíos. Para que el Holocausto como lo conocemos haya tenido lugar, se necesitaría multiplicar doce veces esa población hasta los años ’40, ¿será que los hebreos follaban como conejos a todo dar?

jews1933

 Y eso solo en Alemania. A nivel mundial, se registran 15,315 millones. Luego, para 1948, ya dos años después de la Guerra, había una población de 15.753 millones de judíos. Si hubiera ocurrido el Holocausto, deberían haber al menos 9 millones y, nuevamente, follar como conejos, esta vez durante esos dos años de posguerra.

jews1948

 Se estima que las cifras de muertes en los campos de concentración fue de entre 300,000 y 500,000, y la mitad de las víctimas eran hebreas. Ya sea por causas naturales, tifus (una enfermedad común en la época), desnutrición y demás.

redcrossreportcampdeaths

Informe de la Cruz Roja Internacional: en todos los campos de concentración, murieron 271,301 personas.

 Tomemos en cuenta que la situación de la Guerra, con bombardeos por aquí y por allá, por tal y cual ruta o vía de comunicación, hacía difícil el suficiente abastecimiento de comida y otras cosas para los internos; los alemanes necesitaban a los judíos como fuerza de trabajo, no los ‘odiaban hasta la muerte’, y de hecho recibían paga, pero sobre el tema profundizaremos después.

r3r3e4d33

«La copia adjunta es enviada para su información. Como ya puntualicé, todos los medios deben ser usados para reducir la tasa de mortalidad en el campo.

 La total utilización y sabrosa preparación de las raciones a mano, así como la recepción incrementada de parcelas hacen esto perfectamente posible.

 Mantengo al comandante del campo y al jefe de la administración del campo personalmente responsable de agotar cada posibilidad de mantener la fuerza física de los prisioneros. En conexión con opiniones o calificaciones de personal que vayan a ser dadas por mí, debo en el futuro examinar si los líderes responsables de la SS han logrado satisfactoriamente su deber en este asunto también.»

Carta completa aquí.

 ¿Qué es esto? Es una respuesta de Richard Glücks (31 de enero de 1942), inspector de los campos de concentración, a la orden de Heinrich Himmer, comandante en jefe de las SS, de hacer lo posible para combatir la epidemia del tifus, que contagiaba a los internos. Se nota que los malvados nazis querían exterminar al pueblo judío, cuidando que no se enferme de tifus…

 La cifra de 6 millones es altamente significativa para el judaísmo, además de exagerada, poco realista y ha sido muy tergiversada a lo largo de la Historia. Para más información, podés leer este post que explica un poco más del tema.

 Y bien, el próximo capítulo profundizaremos sobre la cuestión judía. ¿Qué es? ¿Cómo veían a esta población los gobiernos de Europa? ¿Cómo es que los judíos sionistas dan una muy mala imagen de su pueblo al punto de contribuir a la creación de los estereotipos de ‘avariciosos’ y ‘usureros’? Próximamente, en Magnum Opus.

Anuncios

3 comments

    1. Gracias por tu interés, Felipe. La parte 2 aún está en construcción, no he podido terminarla por ajetreos con la universidad, pero probablemente la redacte durante estas vacaciones de fin de año. ¡Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s