Hablemos de: Nina Simone, la dama de ébano.

“¿Qué es la libertad para mí? Voy a decirte que es la libertad para mí, no tener miedo, quiero decir, ningún miedo”

-Nina Simone

Una mujer fuerte, decidida y agresiva, alguien orgullosa de su raza, activista, cantante, pianista, hija y madre.

Persona que desde muy pequeña tenía ambición y un uso del sentido común bastante peculiar producto de su personalidad de mujer independiente a la cual nada la frenaría.

Queriéndose proclamar cómo la primera pianista de color famosa de E.U.A practicó arduamente desde su infancia, pasando por momento significativos, proveniente de una familia, que, como era común en ese entonces, estaba en condiciones de relativa precariedad, Simone creció rodeada de música, con un padre que se retiró de los escenarios para poder mantener a su familia, una madre que cuyas anécdotas relatan, cantaba el góspel y donde todos sus hermanos sabían eso de “Moverle” a la música, 1939 fue el año de su iniciación en clases formales de piano donde parecía tener una carrera bastante prometedora, siendo en sus primer recital donde sintió ira contra el racismo al ver cómo quitaban a sus padres de la primera fila para que los blancos se sentaran, ahí comenzó la verdadera historia de una gigante de la música, en ese momento la pequeña Eunice Kathleen Waymon dejo de ser Eunice para convertirse de lleno en Nina Simone, primero en espíritu que en nombre, pues fue años después cuando para ayudar a la “economía” de su familia, en un bar de Atlantic city donde canta por primera vez dando a conocer su característica voz, decide utilizar el sobrenombre de “Nina Simone” para quedar en el anonimato y evitar que sus padres supieran que trabajaba en un lugar de “Mala muerte”.

Sin darse cuenta, la radiante mujer que era fue lentamente asesinada por su alter ego, Simone mataba poco a poco a Eunice, dejando menos de lo que esa infantil figura fue para volverse una mujer.

Nina Simone: Cantando Mississippi Goddam

Grandes tragedias le sucedieron a Miss Nina, desde ser una esposa que sufría de maltrato por su esposo y representante Andy Stroud quien también poco a poco fue teniendo una obsesión con Nina, haciéndola trabajar en discos y canciones de manera descontrolada pues este creía que era bueno para ella tal esfuerzo, haciendo que las emociones de Nina se plasmaran en sus canciones ahora más tristes y melancólicas, lo que era una relación buena y confórtate pasó a ser un enfermo juego donde Andy tenía el control sobre Simone y Simone no tenía control sobre sí misma.

Años después, entre abusos y tristeza, Miss Simone tuvo una fuerte revelación en una noticia donde se avisaba de varios atentados contra la gente de color en la parte sur de E.U.A siendo el detonante que hizo a Nina explotar por completo, escribiendo su furiosa canción de protesta, “Mississippi Goddam” en la que cantó de manera tan eufórica que su registro vocal quedó relativamente dañado y no pudo alcanzar las mismas notas de nuevo, se volvió una activista a favor de los derechos para la gente de color, cada vez más agresiva y audaz, Simone dañó de manera casi irreparable su vida personal y su relación con su hija y esposo.

Fue tanta su euforia por buscar sus derechos y una vida mejor para su raza que terminó destruyendo de cierta manera su vida, siendo ahora ella la que maltrataba a su hija y a sí misma…

Vivió por un tiempo en un país en la costa africana pues se sentía cerca de su raza, después casi en sus últimos años vivó en Francia donde tubo ciertas recaídas pero al final encontró de nuevo la senda del camino, Nina Simone había vuelto, en alma y figura.

Murio en Francia el 2003

¿Por qué admirar a Miss Simone?

Su vida es una singular y deliciosa historia casi inspirada en una tragedia griega, donde factores como el logro, el sufrimiento, la caída y la redención son las razones de que Nina Simone decidiera echar raíces para convertirse en el árbol imposible de cortar que fue.
“Cualquier artista debe estar cociente de los problemas de su época o no debería considerarse uno como tal” era un concepto que la cantante tenía presente en sus años de lucha contra el racismo, unos de los más importantes en su carrera.

En ella no solo vemos a una artista, vemos a una mujer, a una luchadora, a una persona afroamericana que representa a la raza en su máxima expresión, alguien que aunque sufrió salió ganando mucho, reconocida por su fuerte carácter y determinación, por su genio artístico, por su color y por su fama, Nina Simone es un gran ejemplo de vida y alguien a quien se le podía seguir.

Desde mi punto de vista fuerte, si buscamos admirar a mujeres fuertes, independientes, con vidas turbias y grandes artistas usualmente elegimos a Frida Kahlo, cuando Nina me resulta mucho más interesante, y resulta ser sólo un ejemplo de una larga línea de mujeres polémicas fuertes y que han logrado conmocionar al mundo de una manera u otra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s